Menú Cerrar

Próximos talleres sobre gestión de emociones con caballos

¿Conoces las sesiones de coaching con caballos?, ¿Has oído hablar de las Intervenciones asistidas con caballos pie a tierra?, Tanto si ya habías oído estos términos, como si es la primera vez que los lees, seguro que han despertado tu curiosidad. 

Te proponemos que, aunque sea esta vez, te permitas saciar esa curiosidad, te permitas, de paso, regalarte un tiempo, es cortito: dos horas, y un espacio: una finca en plena naturaleza con la Sierra de Ayllón de telón de fondo, propiedad del Centro Ecuestre La Hípica, donde vivir la experiencia y disfrutar de ti, de la compañía de un grupo de personas, reducido, que viene a lo mismo que tú, de una manada de caballos que vive en armonía y te permite interactuar con ellos, y de la facilitación de dos profesionales que buscarán tu bienestar físico, mental y emocional. 

Os dejamos aquí seguido, una reflexión de Ana Gómez, sobre los bloqueos, que esperamos que ayude a que toméis la decisión de participar en una experiencia con caballos pie a tierra:

¿Qué hacer ante un bloqueo?

Los bloqueos son esas sensaciones de indecisión que nos hacen tener la cabeza dando vueltas entorno a múltiples opciones. No paramos de pensar sin saber qué hacer y nos enredamos viendo lo negativo de todas las opciones.

Igual que si anduviésemos dando vueltas y siguiéramos dando vueltas solo conseguiríamos marearnos y ver como se mueven las cosas entorno nuestro. Lo primero es fijarnos dónde estamos. ¿cómo es el suelo que pisas? Para eso solo puedes parar. Parar y mirar. Mirar cómo es el suelo que pisas y las cosas que te rodean. Si pisas en blando o duro. Si tu alrededor está lleno de cosas o vacío. Luego fíjate en las vueltas que dabas. Y si crees que ya has parado suficiente, sigue así un poco más. Seguro que descubres algo más, como la sensación física de haber estado andando sin parar sobre tus mismos pasos.

Parar conlleva salir de uno mismo. A veces no sabemos o no podemos salir solos de nosotros mismos. Hay muchos compañeros de viaje que nos ayudan. Entre estos, están los caballos. El caballo está unido al ser humano desde hace miles de años y tenemos un vínculo especial. Ellos, como nosotros, buscan vivir estando bien y por eso releen continuamente el entorno para conservar la vida. Si se les acerca un ser humano necesitan saber si fiarse, pasar o salir corriendo. Por eso releen lo que irradia nuestro cuerpo. Perciben nuestras emociones.

Encontrarnos con los caballos nos obliga a salir de nosotros, de nuestro código de comunicación. Estar frente a un caballo nos invita a parar en una situación de bloqueo. ¿Qué pasa luego? Todo por descubrir..

 

 

Descúbrenos, descúbrete, descúbrelos.

«La vida es como un inmeso arca llena de posibilidades». P.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *